Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies
LJNM/antimissaris.jpg
LJNM/g5.jpg
LJNM/g4.JPG
LJNM/g3.jpg
LJNM/g1.jpg
Madrid, 22 de junio de 2017

ljnm

 

 

“Queremos que esto sea sólo el prólogo”. Así de contundente se mostró Álvaro Cebrián en la edición número trece de LJNM, cofundador de El Ganso, respecto al futuro de la marca de moda, participada por L Catterton. El empresario participó junto a su hermano Clemente en Los Jueves del Negocio de la Moda, que tuvo lugar en Madrid. Clemente, apartado de la gestión diaria, y Álvaro, actualmente al frente de la compañía, hicieron un repaso a su trayectoria empresarial.

 

“La clave para mantener una marca viva es tener siempre tiempo para el producto”, sostuvo Álvaro Cebrián. “Cuando tienes que reinventar una marca es necesario meterse en la cocina”. A juicio del emprendedor, El Ganso se encuentra en un momento clave de su trayectoria en el que “hay que profesionalizar y recuperar la ilusión”.

 

Respecto a sus orígenes como empresa familiar, Clemente Cebrián señaló que “trabajar dos hermanos ha sido bonito, pero también complicado; nos costó diferenciar entre familia y trabajo”. “Ha sido muy importante el equilibrio entre Álvaro y yo, en una empresa los socios deben ser complementarios”, agregó.

 

En este sentido, Álvaro Cebrián señaló que L Catterton (que tomó el 49% del capital de la empresa a finales de 2015) aporta “conocimiento y gestión”. “Al final, lo ves como un socio con los mismos intereses que tú”, agregó.

 

“Hasta aquí, o seguimos o caemos –dijo Álvaro Cebrián-; estamos en un punto en el que estamos fichando profesionales fuertes y creando un gran equipo, pero tenemos los pies en el suelo, con la misma tensión que teníamos al principio”.

 

En referencia a L CattertonClemente Cebrián sostuvo que “la entrada de un fondo es una decisión complicada e importante”. “Como compañía familiar un fondo te ordena y te hace mirar más allá”, dijo. “El reto ahora es no perder el ADN y la cultura de empresa”, añadió.

 

Respecto a su papel actual en El Ganso (donde continúa formando parte del consejo de administración), Clemente Cebrián sostuvo que “el mismo que monta una empresa no tiene que ser el mismo que la gestiona cuando cree”. “El punto de partida de todo es que cada uno tiene que hacer lo que le gusta”, afirmó. “Las empresas son etapas y ahora es una nueva”.

Partners
Impulsan
Patrocinan
Colaboran
UbicaciĆ³n

La Marieta

Paseo de la Castellana, 44

28046, Madrid

 

Hotel Regina

C/ Bergara, 4

08002, Barcelona